Blog Seleccionado

Técnicas y herramientas de sujeción.

El arte de desplazar objetos.

De diversas clases, son implementos muy necesarios para el traslado seguro de mercancías y materias primas, la elección de más adecuado dependerá del tipo de producto, el transporte, peso de los objetos y sus atributos físicos.

ALGUNAS HERRAMIENTAS COMUNES.

Existen en el mercado una gran variedad de productos, sin embargo, algunos de estos son más requeridos por su versatilidad. Entre los más comunes destacan los siguientes.

GANCHOS: Según el campo de aplicación se dota a la sujeción con diferentes tipos de herrajes. Los más frecuentes son ganchos puntiagudos, algunos con cierre, triángulos (percha, ojal), ganchos triangulares, de garra, de marco y planos. Se acompañan de bandas, cintos y en el mejor de los casos de cadenas.

CADENAS: Se emplean para algunos productos que por su peso no soportarían otros materiales.

MORDANZAS: Son utilizadas normalmente para sujetar piezas que requieren una fijación mayor y que por lo mismo sus sujeciones van taladradas.

CABLES: Se trata de hilos de acero de acero que por su gran resistencia mantienen fijos equipos, maquinaria pesada o cargas de mucho peso. Se usan comúnmente en transportes como barcos, que por su movilidad requiere de la fuerza y flexibilidad relativa de estos elementos.

APAREJOS: Son aquellos dispositivos destinados a elevar, descender y arrastar caargas por tracción.

ESLINGAS: Son cortos trozos de cable provisto  de gazas, guardacabos, anillos, ganchos o mordazas. Algunos se elaboran con fibras textiles o cadenas y su uso regular en sostener o enganchar una carga a un gancho de izado o de tracción.

TENSORES: Los tornillos tensores normalmente se utilizan tanto en cadenas como en cables metálicos de amarre y están provistos de un guardacabo en cada ojal, así como un mínimo de tres o cuatro abrazaderas para cables independientes. 

LA ELECCION DE UN SISTEMA.  

Depende en gran medida al sector que se pertenezca, el tipo de producto que se trasladará, el transporte, el peso de los objetos  y hasta sus atributos. No se emplea  el mismo sistema en el manejo de vidrio que de papel, por ello es importante considerar el peso, las condiciones físicas, la presentación, el material de que está hecho y hasta  la peligrosidad que su traslado puede representar. Según la clasificación de Ruibal Handabaka, en su libro Gestión Logística de la Distribución Física Internacional, la carga se clasifica en: perecedera, frágil, peligrosa y de dimensiones y pesos especiales.

También se deben revisar los elementos que componen el sistema de sujeción que se ha elegido, como es la estructura del vehículo que trasladará las piezas, puntos de anclaje, plataformas, cajas cerradas, cajas con acceso laterales, cajas de volteo, sujetadores o amarres, tensores y conectores de los amarres, ensambles con bandas , ensambles a base de cadenas, cables y eslingas, cables de material sintético y sus conectores, flejes, mordazas y seguros, bases, cuñas, soportes, bastidores y separadores, protectores de esquinas, rellenadores de huecos, materiales dé acolchonamiento, refuerzo estructural y películas plásticas. No hay que olvidar que los soportes de sujeción sirven para que la carga no sufra deterioro durante su traslado pues la afianza a una plataforma con el fin de evitar su desplazamiento para que la mercancía no sufra daños ni exista el riesgo de un accidente.

NORMAS DE SEGURIDAD REGLAMENTARIAS.

En primera instancia, la capacidad de carga de cada sistema se establece según las normas de seguridad dispuestas por cada fabricante y la legislación en la materia, así como las normas técnicas nacionales e internacionales. La carga límite de trabajo (CLT) que el ensamble tenga marcado deberá determinar el mínimo requerido para sujetar la carga al vehículo que la transportara, y se basa tanto en su peso, como en los reglamentos gubernamentales y de la industria. Las sujeciones  industriales se comprueban según las normas DIN   60060, VDI 2701 o EN 12195-2 dependiendo de su campo de aplicación. Las cargas permitidas se imprimen en una señal azul cosida a la sujeción.

Los ensambles deben inspeccionar antes de cada uso revisando que ninguno de sus componentes presente daños, de acuerdo a las “guías de la alianza para la seguridad en vehículos comerciales”. Sin la señal de comprobación, las sujeciones no deben utilizarse. Ante todo, vigilar la seguridad permitida preservar los bienes que se trasladan y al mismo tiempo evita contingencias por el mal uso de estos sistemas.  


Blogs Relacionados

Reconstrucción Materiales Necesarios

Leer más →

Venda mas en su ferretería.

Leer más →

Las cocinas son el corazón del hogar

Leer más →

¿Qué es la iluminación LED?

Leer más →

COSTOS DE LA MISMAS DE ACUERDO A LA TOPOGRAFIA EN TIPO A, B Y C.

Leer más →

DISEÑO DE CONSTRUCCION.

Leer más →

CUBICACION DE LOZAS Y PLANIFICACION.

Leer más →

¿Cómo instalar un piso flotante de madera sólida?

Leer más →